Por qué el fracking salvó a la economía estadounidense y puede salvar la nuestra

Planta de fracking en EE.UU

Planta de fracking en EE.UU

La revolución del fracking ha sido de gran ayuda para la economía de los Estados Unidos de América, y el cambio del carbón al gas natural ha reducido drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero. En la última década, el fracking ha permitido que la producción de crudo estadounidense se elevase desde menos de 5 millones de barriles por día (bpd) a 9,2 millones de bpd. La producción de gas natural también saltó de 51 mil millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) en 2005 a 77,9 mmpcd a finales de 2014. Todo esto ha ido acompañado de una caída de 10 por ciento en las emisiones de gases de efecto invernadero.

La empresa “IHS Research” dedicada a la industria química se refiere al fracking como “el milagro que sacó a los Estados Unidos de América de la Gran Recesión con la creación de 1,7 millones de empleos”. El desplome del 70 por ciento en el precio del gas natural a partir de US$ 7.59 en el 2006 a US$ 2,83 mpc en la actualidad permitió que la fabricación se expanda más rápidamente que la economía por primera vez desde la década de 1980.

Sigue leyendo