El Petróleo es un asunto de todos.

img_0170-940x400

Mucho se ha escuchado hablar en los medios de comunicación sobre la coyuntura petrolera a nivel mundial, precios, reservas, barriles diarios etc. Pero para la mayor parte de las personas, estos son temas que solo afectan a las compañías petroleras.

Si usted es de las personas que piensan que esas noticias acerca del petróleo solo afectan a las multinacionales, lea atentamente estas historias reales.

Campo Rubiales es un campamento petrolero incrustado en los llanos en un lugar recóndito, pese a que la distancia a Puerto Gaitán es de 167 kilómetros (Distancia comparable a Bogotá y Tunja), este es el municipio más cercano al campamento.

Según la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la producción de Campo Rubiales alcanzó los 180 mil barriles diarios de petróleo en 2014, esto significa el 20% de la producción nacional.

Con esta producción y un precio del barril por los US$100 dólares, el municipio de Puerto Gaitán, fue uno de los más beneficiados de la producción petrolera, pues es paso obligado de las cientos de tractomulas que bajaban hasta el campamento para cargar petróleo.

Esto trajo a Puerto Gaitán una dinámica comercial sin precedentes, los hoteles eran de golpe los más llenos del país, los restaurantes los más concurridos y los talleres mecánicos los más solicitados.

La vía entre Puerto Gaitán y Campo Rubiales es una trocha de polvo rojo y el tiempo para cruzar la carretera puede variar entre 5 y 7 horas, por esta razón el municipio se convierte en un oasis en medio del desierto, el lugar perfecto para descansar, comer y lavar el carro lleno de arena.

Para que un transportador de petróleo pueda dormir en un hotel, necesita un sitio en donde parquear su tractomula y allí aparece otro de los negocios más lucrativos del municipio, los parqueaderos que incluso pueden ofrecer el paquete completo (Parqueadero y Lavado).

De todas partes del país llegaron desplazados por la violencia para montar talleres, restaurantes, bares y hoteles. Era tal el desarrollo económico que el petróleo trajo a Puerto Gaitán que los almuerzos más económicos eran los de $10.000, los arriendos se encarecieron y el parqueo y lavado podía llegar a los $120 mil o $150 mil.

La prosperidad en Puerto Gaitán tomo dimensiones tan interesantes que organizaron su propio festival de verano, festival en el que asistieron estrellas como Daddy Yankee, Wisin y Yandel y Romeo Santos, obviamente un festival a la orilla del río Manacacias con cientos de visitantes y mucho comercio.

Todo marchaba bien hasta que comenzó la crisis del precio del petróleo, hoy cada barril se vende en US$47 dólares lo que cambió drásticamente la economía de la región.

Hoy la mayoría de los hoteles en Puerto Gaitán lucen el triste aviso “Si Hay Habitaciones”, los parqueaderos son la mejor muestra de la desolación, restaurantes vacíos y lavaderos de tractomulas en donde los 5 empleados se reparten la lavada, uno las llantas, otros el tanque, otros el motor y todo porque ya no hay mucho para hacer y toca asegurar una parte del ingreso que genera el único carro que llega.

Para tratar de generar algún ingreso, todo el comercio ha bajado el precio de sus productos y servicios, el almuerzo ya se encuentra a $7.000 y en proporciones más pequeñas.

Y es que con el precio actual del petróleo ya no es tan rentable transportar el crudo, por eso ya no se ven las caravanas de cientos de tractomulas en la carretera, ahora se ven pasar un par de carros cada 10 o 15 minutos. Con esta drástica caída en la economía del municipio, volvieron a surgir los delitos como los robos, fleteos, secuestros exprés y extorsiones.

Ahora, ¿usted sigue pensando que la crisis del petróleo solo le toca a las multinacionales?

Pero el precio del petróleo no es el único problema que aqueja la economía de las regiones productoras, el tema de las reservas también asoma entre las posibles crisis a mediano plazo.

Según estudios, a Colombia le quedan reservas para 6 años y si no se encuentran nuevos yacimientos o se comienza con la producción de los yacimientos no convencionales a través del Fracking, la situación de Puerto Gaitán se repetirá en buena parte del país.

Ya se han hecho estudios que demuestran la presencia de hidrocarburos en los Yacimientos No Convencionales, los suficientes para mantener la economía de cientos de personas que generan empleo alrededor de la producción petrolera.

Ahora solo falta comenzar a producir los Yacimientos No Convencionales.

Tomado de El Espectador – Febrero 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s